En horas de trabajo, el tiempo que transcurre entre la comida y la cena, o el ejercicio que realizamos por la tarde, son factores que influyen en el tipo de alimentos que debemos contemplar en la merienda, una de las 5 comidas del día, pero probablemente la más olvidada en los tiempos de estrés que corren. Desde Different Fitness Santander queremos pasaros algunas ideas para que las meriendas sean una parte importante de tu día a día y, sobre todo, para que sean meriendas saludables.

Aunque cada uno es diferente, con nuestras propias particularidades metabólicas diferentes, los estudios indican que es conveniente hacer tres comidas principales (desayuno, comida y cena), y dos más entre ellas: El almuerzo de la mañana y la merienda de la tarde. La merienda y la toma de media mañana son las ingestas necesarias cuando pasan más de cuatro o cinco horas entre el desayuno y la comida, o entre ésta y la cena, y especialmente cuando se realiza un componente físico o consumo energético importante, ya sea en el puesto de trabajo o practicando algún deporte o actividad física.

articulo-meriendas-saludables-cuerpo-02-blog-different-fitness-gimnasio-santanderPor otro lado, estas comidas intermedias son, en ocasiones, el momento del día en el que se ingieren alimentos menos saludables, como fritos, excesivamente salados, bollería, golosinas, bebidas azucaradas, etc. Esto no sólo ocurre con los adultos, sino que los niños y adolescentes son edades en las que esta práctica es muy habitual. Para ello, lo mejor es que los padres y cuidadores ofrezcan ejemplos saludables en la elección de alimentos no solo en las meriendas, sino también en el resto de comidas del día.

Desde Different Fitness Santander queremos ofrecer algunos conceptos sencillos, divertidos y sanos para animar a peques, jóvenes y mayores para apuntarse a las meriendas saludables:

Lo más sencillo y saludable, fruta fresca. Uvas, mandarinas, fresas o fruta cortada para los niños siempre es una opción fácil, económica y muy saludable. También una buena opción es la combinación de frutas desecadas con frutos secos sin sal (almendras, nueces o avellanas)

Snacks de uva y queso fresco

Podemos preparar muy fácilmente unas “minibrochetas” saludables, insertando en un palillo un taquito de queso y una uva. Una receta rápida y divertida, en la que podemos involucrar a los más pequeños de la casa. Esto también puede hacerse con tomates cherry y queso.

Yogur con frutas

Otra opción muy adecuada en añadir a un yogur bajo en grasa, la fruta troceada que más nos guste: manzana, pera, piña, fresas, etc.

Batido de frutas frescas, por ejemplo fresas

Para preparar un sencillo batido de fresas solo necesitamos triturar 5-6 fresas grandes junto con medio vaso de leche baja en grasa. Si hacemos ejercicio físico, podemos acompañarlo con un puñadito de frutos secos sin sal o un bocadillo pequeño de fiambre magro o queso fresco.

Algo salado

articulo-meriendas-saludables-cuerpo-01-blog-different-fitness-gimnasio-santanderPor ejemplo bocadillo de pan integral con queso tierno, atún, salmón, sardinas en lata o una loncha de embutido magro junto con brotes tiernos de lechuga, tomate en rodajas o pimiento y unas gotas de aceite de oliva. Muy saludable y ligero. Para acompañar, nada mejor que una pieza de fruta fresca y un vaso de agua.

Estos son algunos ejemplos, aunque hay multitud de opciones de elaborar meriendas o almuerzos saludables y originales. El secreto… no llegar con mucha hambre a la comida o a la cena. Y para ello, es fundamental tomar un tentempié saludable entre horas.

Fuente: 5 al día – Asociación para la promoción del consumo de frutas y hortalizas

 

different fitness – gimnasio santander – meriendas saludables